El futuro del envasado de alimentos: responsable, renovable y reciclable

Ecología Sociales

A medida que aumenta la demanda mundial de alimentos envasados, la necesidad de encontrar soluciones de envasado más sostenibles se vuelve más urgente. Gran parte de los envases de alimentos que utilizamos hoy en día están hechos de plástico de origen fósil y, si la producción de plástico sigue aumentando, podría representar el 15 % del presupuesto anual de emisiones de carbono del planeta para 2050.  

Pero hay esperanza en el horizonte. A medida que los consumidores exigen soluciones más respetuosas con el clima, los productores de alimentos y los minoristas están respondiendo, utilizando más alternativas basadas en plantas en sus envases. Los recursos renovables de origen vegetal son materiales naturales, como la madera y la caña de azúcar, que absorben CO2 de la atmósfera a medida que crecen.

Cuanto mayor sea la proporción de materiales renovables que contiene un paquete, menor será el impacto climático . Eso hace que los envases renovables sean una parte importante del movimiento hacia una economía circular baja en carbono. A medida que crece el uso de materiales renovables, el suministro responsable y sostenible será aún más importante. Para mantener los ecosistemas frágiles, las empresas deberán promover la biodiversidad, la restauración de la tierra y la regeneración de la misma.

Los materiales renovables son la base del envase de alimentos más sostenible del mundo

Nuestra ambición es ofrecer el envase para alimentos más sostenible del mundo. Actualmente, nuestros envases de cartón están hechos de un 70 % de cartón a partir de fibras de madera renovables. Y estamos trabajando para aumentar esto, por ejemplo, ofreciendo tapas de plástico a base de caña de azúcar.

Para garantizar que nuestros materiales se obtengan de manera responsable y sostenible, estamos trabajando con estándares voluntarios de sostenibilidad, como los del Consejo de Administración Forestal o Forest Stewardship Council TM (FSC TM).  El 100 % de nuestros envases están certificados por FSCTM, lo que significa que los bosques donde obtenemos nuestras materias primas se gestionan de una manera que protege la biodiversidad y garantiza la renovabilidad.

Queremos garantizar un suministro responsable, incluso cuando se exploran nuevas alternativas en envases renovables, razón por la cual todos nuestros plásticos a base de caña de azúcar cuentan con la certificación Bonsucro. Esto significa que es completamente rastreable hasta el origen de la caña de azúcar, lo que garantiza una transparencia que impulsa prácticas comerciales éticas y responsables en toda la cadena de suministros.

Como miembro fundador de la Iniciativa de administración de aluminio (ASI), estamos ayudando a establecer estándares globales que elevan el nivel de la producción de aluminio, tanto ambiental como socialmente, y exigimos que todos nuestros proveedores de papel de aluminio estén certificados por la ASI.

Por último, nuestro objetivo es conseguir envases de cartón totalmente reciclables fabricados únicamente con materiales renovables y reciclados.