Henkel y su negocio Adhesive Technologies están impulsando el progreso hacia los objetivos de sustentabilidad en sus operaciones

Ecología Empresarial

Henkel está ampliando su capacidad y su cartera de adhesivos acrílicos termofusibles sensibles a la presión ultravioleta (PSA, por sus siglas en inglés). Esta medida se alinea con el enfoque estratégico de la empresa en temas de sustentabilidad y aborda los cuellos de botella de capacidad a los que se enfrentaba anteriormente, así como el aumento de la demanda de adhesivos PSA curados por luz UV. Para impulsar esta expansión, la compañía nombró a Bruno Motta como nuevo Gerente Global de Proyectos de adhesivos PSA curados por luz ultravioleta y, al mismo tiempo, se incrementará significativamente la capacidad de fabricación en Europa y Norteamérica este año.

Esta estrategia le permite a Henkel ofrecer a los mercados de cintas, etiquetas, productos médicos y películas gráficas una serie de soluciones de adhesivos sensibles a la presión, con productos más sustentables e innovadoras. Diseñado para recubrir una gran variedad de superficies, la amplia cartera de productos acrílicos PSA curados por luz UV de Henkel, suministra a todos los segmentos de los mercados tradicionales soluciones que mejoran la sustentabilidad y la eficiencia de la producción.

En su nueva posición, Motta ha liderado el avance de la estrategia de adhesivos PSA curados por luz UV, incluyendo el aumento de la capacidad de producción, desarrollando la cartera de productos de la compañía y proporcionando a la empresa la agilidad necesaria para satisfacer exitosamente las necesidades cambiantes de los clientes.

Henkel ha aumentado su capacidad de producción en Europa con dos Plantas de producción y actualmente está ampliando su capacidad de producción en un 300% en su principal localidad en este continente, con la nueva capacidad prevista para entrar en funcionamiento en septiembre de 2021. Además, a finales de este año se pondrá en marcha una nueva Planta de producción con tecnología de vanguardia en Salisbury, Carolina del Norte, Estados Unidos.

«Nuestra nueva Planta de producción conducirá a una cadena de suministro segura y eficiente que nos permitirá apoyar las estrategias de crecimiento de nuestros clientes con tecnología ultravioleta. Reconocemos que en el pasado hemos experimentado cuellos de botella en cuanto a capacidad. Sin embargo, este conocimiento y nuestra dedicación a la sustentabilidad nos han llevado a actuar con rapidez. Ahora estamos plenamente capacitados para contribuir al avance de este apasionante campo con los estándares de excelencia que los clientes saben que pueden esperar de Henkel», añadió Bruno Motta, Gerente Global de Proyectos de Adhesivos PSA.

Con su línea de adhesivos PSA curados por luz UV libres de solventes, Henkel está permitiendo un uso más amplio de los adhesivos a base de acrílico termofusible en una gran variedad de aplicaciones e industrias, principalmente donde los adhesivos sin solventes con mínimas emisiones de compuestos orgánicos volátiles, COV, pueden facilitar el cumplimiento de los requisitos normativos y los objetivos de sustentabilidad. Al evitar las cargas añadidas de la manipulación y el almacenamiento de materiales peligrosos y al poder transportarse con menos embalaje y desperdicios, los materiales termofusibles brindan alternativas más seguras y rentables. Adicionalmente, resultan atractivos para las empresas que desean crear entornos de trabajo más seguros y sustentables, con olor reducido, menor uso de energía al no necesitar túneles de secado y máquinas de laminación más pequeñas que requieren menos espacio.