Conozca 10 prácticos consejos para vivir con colitis ulcerosa

Salud

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria crónica del intestino grueso, en la que el revestimiento del colon se inflama y desarrolla pequeñas lesiones o úlceras, que causan sus principales síntomas: diarrea, sangre en las heces y dolor abdominal.1y2 Este padecimiento conlleva una fuerte carga física y emocional para quien lo tiene, por eso se le recomienda al paciente aprender sobre CU y aplicar una serie de consejos prácticos para tener una buena calidad de vida.3

La CU forma parte de las llamadas Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII) y no distingue de raza o género. Si bien puede darse en diferentes fases de la vida, por lo general, afecta a personas más jóvenes e inclusive, la mayor cantidad de diagnósticos se realizan entre los 30 y 40 años de edad, impactando la etapa productiva de muchos de los pacientes.1,2y4 (Ver recuadro: Causas de la CU y cifras de interés).

Vivir con CU implica adaptar el día a día a la enfermedad; sin embargo, uno de los consejos más importantes es llevar una vida normal, en la medida de lo posible. Es decir, tratar de no cambiar hábitos ni rutinas diarias, manteniendo un control adecuado del padecimiento y siguiendo los consejos del médico tratante.2

Esta enfermedad puede clasificarse en leve, moderada o severa, de acuerdo con la frecuencia de deposiciones, presencia o no de sangrado rectal, espasmos, urgencia de ir al baño, así como de contracciones dolorosas en el recto. “Estos factores tienen un impacto directo en la vida de los pacientes con CU, provocándoles algunas dificultades para encontrar trabajo, ausentismo laboral por fatiga, citas médicas u hospitalización; miedo a estar en lugares públicos, así como la necesidad de cercanía a un baño y evitar hacer viajes. Sin embargo, hoy existen varias alternativas terapéuticas y consejos prácticos que la persona puede implementar, para un mejor control de la enfermedad y gozar de una buena calidad de vida”, señaló el doctor Gastón Solano, gerente médico senior de Pfizer Centroamérica y Caribe.

Moverse y hacer ejercicio es otro de los consejos que los pacientes deben poner en práctica, salvo que tengan un brote severo. Se recomienda que cada persona elija el deporte que prefiera, de acuerdo con sus capacidades.2 Cabe destacar que el ejercicio previene la pérdida de masa ósea y muscular, disminuyendo el riesgo de fracturas.3

Si bien no existe un tipo de dieta eficaz para reducir los síntomas ni los brotes de CU, durante los períodos estables se le aconseja al paciente llevar una dieta lo más equilibrada y saludable posible. En caso de un brote, la persona deberá comer despacio, evitar comidas abundantes y el consumo de alimentos que aceleren el intestino (alcohol, picante, cafeína o con altos porcentajes de grasa), así como evitar productos hechos a base de lactosa.2

Impacto psicosocial de la CU

El diagnóstico de una enfermedad como la colitis ulcerosa puede repercutir en los diferentes ámbitos de la vida del paciente. A nivel personal, puede afectar la autoestima, autoconfianza y generar la sensación de falta de

control sobre su vida y el futuro. En lo que al núcleo familiar respecta, algunas personas pueden sentirse incomprendidas, culpables y hasta dejan de expresar sus emociones.3

Un consejo importante es procurar alejar el estrés o mantenerlo controlado, ya que podría agudizar la enfermedad e incrementar los síntomas. El paciente puede hacer yoga, implementar técnicas de relajación y hasta masajes.2,3

En el ámbito social, el impacto de la enfermedad puede repercutir en las relaciones de amistad, laborales y de pareja, debido al miedo al rechazo y a sufrir situaciones embarazosas. En estos casos, la persona puede buscar apoyo en otros pacientes, para compartir experiencias y entender mejor la enfermedad, a manera de reducir sus preocupaciones.2,3

También, se le recomienda a la persona disfrutar de su tiempo de ocio haciendo diferentes actividades (ir al cine o salir con amigos), ya que le ayudarán a mantener una actitud positiva. Además, los pacientes pueden viajar y en ese caso es aconsejable llevar un informe del médico y los medicamentos en el equipaje de mano (en cantidades suficientes para el lapso de tiempo de salida), empacar ropa extra y toallitas húmedas, así como cuidar lo que come y bebe.2,5  

Finalmente, a nivel laboral algunos pacientes pueden sentir que no rinden lo suficiente o si se ausentan del trabajo, experimentar frustración por no alcanzar sus aspiraciones. En ciertas ocasiones, la persona requerirá de apoyo psicológico.

“Uno de los consejos más importantes es que los pacientes y sus familiares conozcan la enfermedad y se mantengan informados. El que los diferentes círculos sociales de la persona entiendan este padecimiento y lo que conlleva, genera empatía con el paciente y le permite mejorar su calidad de vida”, indicó el doctor Solano.

Tratamiento con alta esperanza de vida

Si bien, al día de hoy, la colitis ulcerosa no tiene cura, se puede controlar con el tratamiento adecuado. “Específicamente, lo que se busca con la terapia a brindar, es inducir y mantener al paciente sin síntomas, con el fin de prevenir la discapacidad, las complicaciones y enfermedades malignas tanto en el colon como en el recto”, mencionó el gerente médico senior de Pfizer Centroamérica y Caribe.

En algunas ocasiones, la evolución de la enfermedad hará que la persona necesite cirugía; es decir, en el caso de hemorragias, perforación del intestino o que existan lesiones pretumorales o tumorales en el colon.2

Se les recomienda a los pacientes seguir las recomendaciones sobre su tratamiento, ya que la falta de adherencia puede provocar el fracaso terapéutico, inducir a la aparición de síntomas, así como de complicaciones de salud y causar un impacto económico adicional.