¿Por qué se debe mejorar la plomería para controlar futuras pandemias?

Salud

Durante la primavera del 2003, 329 personas contrajeron una enfermedad infecciosa en un rascacielos de Hong Kong. El edificio Amoy Gardens se convirtió en el epicentro del brote del SARS y casi una quinta parte de todos los casos surgieron de esta población.

En la actualidad, la humanidad se encuentra vulnerable ante la cepa del coronavirus (SARS-CoV-2) similar al brote de SARS que impactó a Hong Kong, sin embargo, la historia misma puede dar las respuestas que preparen a las ciudades densamente pobladas cara al futuro.

Plomería en mal estado puede causar brotes de enfermedades:

Un aspecto crítico de la vida moderna es la plomería, puesto que esta transporta todo tipo de fluidos por todas las residencias, edificios y ciudades.

Hong Kong experimentó en carne propia los inconvenientes de la plomería en mal estado en 2003. Puesto que, aunque los virus respiratorios como el SARS generalmente se propagan a través del contacto directo entre personas, también se transmiten por otros medios, la plomería defectuosa puede permitir la transmisión del virus sin contacto directo. Las tuberías en mal estado les pueden dar a las partículas de virus, generalmente denominadas aerosoles, el respiro que necesitan para propagarse.

Normalmente, las tuberías tienen una trampa llena de agua con forma de U que impide que los fluidos y los olores vuelvan a subir. Pero las filtraciones y otros defectos en las cañerías pueden mantener las tuberías demasiado abiertas, lo que permite que el aire contaminado recircule libremente y quede expuesto a los residentes.

Los sellos de agua fundidos causaron el brote de Amoy Gardens en 2003, según una investigación de la Organización Mundial de la Salud. La OMS descubrió que cuando los residentes tenían diarrea en los baños del edificio, partículas colmadas de virus transportadas por el aire se podían propagar de un departamento a otro.

 “En ciudades densamente pobladas, una planificación y un diseño apropiados deben incorporar la posibilidad grave de propagación de futuras enfermedades y diseñar ambientes urbanos mejores equipados para manejar cualquier situación que la naturaleza presente”, aportó,  Juan Luis Cortez, Gerente Comercial Triángulo Norte Centroamérica para Amanco Wavin.

La solución simple y rentable para la plomería en mal estado

La solución para los sellos de agua defectuosos implicados en Amoy Gardens es tanto simple como rentable. Las Válvulas de Agua Sanitaria aprobadas y certificadas deberían reemplazar a las trampas U tanto en las construcciones nuevas como en las ya existentes.

Estas válvulas, que son secas y herméticas (a diferencia de sus homólogos con forma de U), evitan las fluctuaciones de presión que les pueden dar a los aerosoles el respiro que necesitan para propagarse. Las trampas sin agua mejoran significativamente la efectividad de los sistemas de plomería. Pero también pueden utilizarse con otros fines como para las calderas o los sistemas de aire acondicionado.

 “En Amanco creemos que la innovación de las trampas sin agua es esencial para evitar que se escape el aire contaminado, puesto que crean un sello hermético entre el espacio habitable y el sistema de drenaje”, concluyó Cortez.