Cómo generar engagement en tiempos de pandemia y trabajo remoto

Desarrollo

El mundo enfrenta una realidad donde las empresas deben invertir esfuerzos para administrar los estados emocionales, productivos y el compromiso de los colaboradores, para poder mantener los desempeños individuales y colectivos que se requieren a pesar de trabajar a la distancia.

De ahí la importancia de términos como el engagement, que se puede definir como un estado de entusiasmo con la tarea, que permite que las personas fluyan y pongan en servicio de su trabajo individual y colectivo todas sus capacidades para lograr resultados y bienestar. Juan Pablo Díaz Tarragó, psicólogo de Assertive Consulting Group explica que, “para que esto sea posible los líderes deben generar campos emocionales y presencia afectiva que transmita seguridad, bienestar y orientación al logro de resultados a los miembros de sus equipos”.

Los expertos aseguran que el lenguaje es esencial para el éxito del engagement, pero aún más lo es la comunicación no verbal y emocional, ya que esta puede conectar las emociones de las personas en un plano de entendimiento común.

Aún en esta era tecnológica, una conexión emocional real no se ha logrado, será necesario invertir en distintas dimensiones para poder mantener a las personas unidas, coordinadas, participando de equipos, despertando la motivación, el entusiasmo y el compromiso que se necesita para el alto desempeño en el teletrabajo.

Clave de esto recae en las manos de los líderes, quienes al prestar una genuina atención a su equipo lograrán que los colaboradores trabajen de forma más eficaz. La gente que recibe atención se siente mejor y su empresa resulta más positiva y agradable que la de las personas que se sienten ignoradas.

“La preocupación por los demás significa tratar de demostrar una preocupación razonable por los colaboradores directos, en la forma que sea posible, para ayudarles a desempeñarse y evolucionar”, afirma Tarragó.

No es solo mostrar interés, es velar por un engagement real y duradero con el colaborador

La gente que se preocupa por los demás no solo sonríe y actúa de forma amigable. Los gerentes y líderes competentes saben más sobre la gente que trabaja para ellos, conocen de su historia, sobre su situación actual y un poco sobre sus sueños, preferencias y deseos. Fomentan la mutua información. Reconocen los signos iniciales que indican posibles problemas antes de que estos se conviertan en algo difícil y actúan rápidamente despejando los obstáculos para ayudar a los miembros de sus equipos a ejecutar mejor su trabajo.

Con el fin de que las organizaciones puedan conocer y expandir una cultura de engagement en las empresas, Assertive Consulting Group realiza varias propuestas para poder mejorar esto en los diferentes espacios laborales.

  1. Gestionar estilos de liderazgo modesto y tenaz:  invita al líder a ser consciente de sus propias fortalezas, pero también de sus limitaciones, reconocer y aceptar cuando comete errores y estar abierto a recibir retroalimentación y consejos; genera un movimiento e inspiración orientada a la calidad de proceso y obtención de resultados.
  2. Generar seguridad psicológica: esto implica promover la discusión abierta de los problemas y temas desafiantes; enfatizar el valor de la diversidad de las ideas y de puntos de vista; reconocer abiertamente los esfuerzos de los otros; valorar y utilizar los talentos y habilidades de los integrantes del equipo.
  3. Generar experiencias positivas: en el día a día que sumen bienestar y aporten a la satisfaccion. Para ello será deseable diseñar pequeñas actividades de contención, de facilitación de experiencias de bienestar, creación de confianza y buenas relaciones interpersonales. Fijarse en crear condiciones que aporten a construir un salario emocional, es decir, disponer de factores de retribución que no son traducibles a valor monetario.
  4. Gestionar buen clima laboral: el clima laboral es el conjunto de condiciones del ambiente laboral expresadas en la realización de tareas motivantes, desafiantes y con propósito. Además, el clima se manifiesta en un ambiente de colaboración y apoyo mutuo para hacer el trabajo, junto con un liderazgo positivo y de apoyo a los trabajadores.

“Las empresas y sus líderes deben hacer sentir que los equipos siguen unidos creando estados emocionales placenteros de motivación y compromiso, tanto con los resultados como con el aporte que cada uno, puede hacer a un buen clima ya sea presencial o a distancia”, agrega Juan Pablo Díaz.