Semillas del Océano concursa por subvención para educar, investigar y accionar contra la basura

Ecología Sociales

Se ha calculado que más de ocho millones de toneladas de plástico entran al océano anualmente, convirtiéndose en una gran amenaza para miles de especies marinas alrededor del mundo, que quedan atrapadas, enredadas o que ingieren nuestra basura. Entre ellas, destacan las especies más emblemáticas y reconocidas, como las ballenas, delfines, aves y tortugas marinas.

En el Pacífico de Guatemala es común observar tortugas durante las salidas al mar, pero durante la temporada de anidación, nuestras playas también se convierten en áreas de encuentro frecuente, en especial de la tortuga parlama (Lepidochelys olivacea), identificada como una especie vulnerable a nivel mundial.

Lamentablemente, al igual que ocurre en el océano, en las playas también se acumulan grandes cantidades de basura. Un porcentaje está compuesto por la basura que las olas del mal regresan, pero otra gran cantidad es dejada directamente en el área, por personas locales y turistas.

Semillas del Océano es una organización guatemalteca sin fines de lucro, cuya misión es implementar programas de educación, ciencia y acción comunitaria que garanticen la conservación y el uso sostenible de los océanos y la vida marina. Durante los primeros 19 días de febrero de 2021 esta organización estará compitiendo contra otras 35 organizaciones a nivel global en el “Concurso de subvenciones para la prevención y concientización sobre desechos marinos” promovido por Turtle Island Restoration Network’s, una entidad internacional.

Los fondos de la subvención serían utilizados por Semillas del Océano para desarrollar un proyecto que contempla la realización de seis campañas de limpieza de playas, para retirar los desechos sólidos que tienen el potencial de convertirse en trampas para la fauna. Durante las limpiezas también se contempla un levantamiento de datos de caracterización de la basura y los microplásticos, lo que permitiría identificar la principal fuente de procedencia y brindaría información base para la toma de decisiones. Además, contempla la preparación de stands educativos, con el objetivo de sensibilizar y educar a la población local y a los turistas que visitan las áreas protegidas “Reserva de Usos Múltiples Monterrico” y “Área de Usos Múltiples Hawaii”.

El proyecto busca fomentar y concientizar a la población guatemalteca sobre el cuidado de las tortugas marinas a través de prácticas simples, como el uso de basureros, el rechazo hacia los productos desechables y la implementación de las 3R’s (reducción, reutilización y reciclaje). Para lograrlo, se realizaría en colaboración con otras organizaciones que velan por la conservación de las tortugas, como el Centro de Estudios Conservacionistas (CECON) Reserva Natural de Usos Múltiples Monterrico, la Asociación de Rescate y Conservación de Vida Silvestre (ARCAS) Parque Hawaii y FUNDASELVA-Estación Biológica El Banco.