Tendencias y desafíos: envases que protegen y reducen el desperdicio de alimentos sin impactar el planeta

Ecología Noticias

La ONU señala que después de décadas de disminución constante, el número de personas que padecen hambre o desnutrición comenzó a aumentar lentamente nuevamente en 2015. Al mismo tiempo, se prevé que el desperdicio de alimentos aumente a escala mundial.

Dado que se espera que la población mundial alcance los 9100 millones en 2050, la inocuidad y la disponibilidad de los alimentos ocupan un lugar destacado en la agenda. En toda la cadena de valor de la producción de alimentos, debemos trabajar juntos para garantizar que los alimentos y las bebidas estén protegidos de la contaminación y otros elementos nocivos, y que se distribuyan en todas partes con los mejores ahorros ambientales durante el transporte.

Como pioneros en tecnologías de inocuidad alimentaria, ayudamos a mantener los productos alimenticios seguros y nutritivos mediante el uso de capas protectoras de aluminio y polímero en nuestros envases de cartón aséptico a base de papel. Esto evita que el oxígeno, la luz y la humedad penetren en el envase y destruyan el valor nutricional del alimento. Pero planeamos ir más lejos. Si bien damos prioridad a la inocuidad alimentaria, seguimos explorando materiales de envasado innovadores con funcionalidad protectora.

Cada año, el 33 % de los alimentos producidos a nivel mundial se pierde o desperdicia. Podría estropearse durante el transporte y la distribución o deteriorarse una vez que esté con el consumidor. Para mejorar la sostenibilidad ambiental y social, podemos encontrar formas de extender la vida útil del producto y reducir o incluso eliminar el desperdicio de alimentos.

En Tetra Pak, reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos es uno de nuestros principios fundamentales, una funcionalidad vital de nuestros envases. Desde barreras protectoras asépticas hasta soluciones inteligentes de llenado y envasado, nuestras tecnologías de envasado y procesamiento de cartón ayudan a reducir el desperdicio de alimentos y garantizan que más personas tengan acceso continuo a una nutrición de alta calidad.

Nuestra ambición ahora es hacer que nuestros envases de cartón asépticos sean lo más sostenibles posible. Los desafíos clave incluyen aumentar el contenido de fibra de las cajas de cartón y reemplazar sus capas protectoras actuales con alternativas basadas en plantas. Superar estos y otros desafíos relacionados nos acercará a envases de cartón totalmente reciclables fabricados únicamente con materiales renovables y reciclados que ayudan a mantener los productos alimenticios seguros para consumir con alta calidad y, al mismo tiempo, protegen el medio ambiente.