Tendencia, S. A. e Impulso S. A. se han convertido en un ejemplo de transformación y automatización de procesos para servir

Desarrollo Empresarial

¿Qué habría pasado si la pandemia hubiese sido hace 10 años, cuando las tecnologías digitales apenas empezaban a aparecer en el mapa empresarial? Probablemente, la mayoría de las organizaciones habrían tenido muy pocas posibilidades de mantener su negocio en operación.  Hoy, sin embargo, empresas de todos los tamaños y en todas las industrias cuentan con un abanico de opciones para asegurar la continuidad de sus actividades, llevar su compañía a otro nivel, y lograr mayores beneficios y eficiencias a través de la tecnología.

Sin duda alguna, la pandemia aceleró muchos procesos de transformación digital. Algunas reaccionaron y comenzaron a adoptar tecnología ante la necesidad. Pero para aquellas organizaciones que ya habían iniciado su transformación, éste fue un momento crucial para poner a prueba sus estrategias de digitalización y asegurarse que sus procesos estuvieran a tono con un mundo crecientemente virtual.  Con un enfoque visionario, Tendencia, S. A. e Impulso, S. A., empresas que administran las franquicias Totto y Lily Pink en Guatemala y El Salvador, se enfrentaron a los desafíos de covid-19 con una infraestructura tecnológica robusta que les permitió ajustar velozmente su modelo de negocio, a la vez que lograban una mejor comprensión del comportamiento y los nuevos hábitos de sus clientes para poder estar a la altura de sus necesidades.

Desde el inicio de sus operaciones en 2002, estas empresas se han diferenciado por tener una dirección estratégica que busca constantemente la automatización de sus procesos y el análisis de sus datos para ser más ágiles y eficientes en toda su cadena de valor, y de esta manera brindar cada vez una mejor experiencia del cliente. Durante los últimos 8 años, estas compañías se han centrado en emprender y continuar el viaje de la transformación digital en todos los aspectos del negocio.  “La tecnología siempre ha sido un pilar estratégico para nosotros y la gerencia general mantiene una visión a largo plazo, realizando inversiones importantes en tecnología año con año para mejorar cada uno de los procesos de las organizaciones hasta lograr una verdadera transformación”, expresó Wilmar Díaz, director de tecnología Tendencia, S. A. e Impulso S. A.

La primera franquicia en ser administrada por Tendencia, S. A. e Impulso, S. A. fue Totto, una multinacional de moda que ofrece maletines, mochilas, bolsos, ropa y accesorios, y que cuenta con 41 tiendas en Guatemala y 12, en El Salvador.  En 2017, se suma Lili Pink, una marca colombiana de ropa interior, que cuenta ya con 16 tiendas en Guatemala y con ventas digitales en El Salvador.  Actualmente, las compañías están conformadas por más de 250 colaboradores en ambos países.

El rol crucial de la tecnología para asegurar el desarrollo del negocio

El crecimiento continuo y la innovación de estas compañías han ido al compás de la tecnología.  Para habilitar sus operaciones en expansión, el equipo empezó tecnificando el sistema de planificación de recursos empresariales -ERP- Microsoft Dynamics AX2012, lo cual les permitió centralizar las operaciones de las múltiples tiendas Totto.  Posteriormente, iniciaron la implementación de Microsoft Dynamics 365, que brindó la elasticidad, escalabilidad y accesibilidad para poder integrar, en un solo lugar, las operaciones de todas las tiendas y las dos franquicias de Guatemala y El Salvador.

“Dynamics 365 ha facilitado la introducción de las nuevas marcas, con un proceso simple y rápido, que nos permite agregar nuevas operaciones a la misma plataforma de forma eficiente. Lo que antes tomaba meses, ahora lo hacemos en días. Atrás quedaron la papelería y los trámites internos engorrosos para lograr introducir una nueva marca. Con la escalabilidad de Dynamics 365, tenemos el soporte necesario para continuar creciendo ahora y en el futuro”, dijo Carlos Galindo, Gerente de Operación de Insyss, el aliado tecnológico responsable por la implementación de las soluciones.

Estas empresas soportan todas sus operaciones en Dynamics 365, desde la compra o importación de un producto hasta su venta al cliente final, incluyendo contabilidad, cuentas por pagar y cobrar, inventarios, puntos de venta, entre otros.  “Haber tomado esta decisión nos ayudó a superar de mejor manera los retos que nos presentó la pandemia. Nos vimos afectados con el cierre de los centros comerciales, sin embargo, esto nos abrió la oportunidad de impulsar y fortalecer nuestro canal de e-commerce, así como aprovechar la tecnología para atender de mejor manera a los clientes.  Con las diferentes funcionalidades que hemos agregado a la suite de Dynamics 365, hemos podido impulsar y fortalecer el canal de e-commerce, trabajar a la distancia, automatizar procesos y agilizar el control y entrega de los pedidos”, agregó Díaz.

Una de las funcionalidades agregadas a Dynamics 365 fue el sistema de gestión de almacenes
-WMS-, que permite tener un control de inventarios, registrar la entrada y salida de los productos y gestionar su ubicación dentro de la bodega. Este proyecto tenía como fin optimizar las operaciones con la implementación de la última tecnología, lo cual también empoderó a los colaboradores con habilidades diferentes que las compañías emplean en el centro de distribución. “Con esto, nos fue posible facilitar su labor y empoderarlos, pues la administración de toda la bodega estaba al alcance de un dispositivo”, enfatizó Díaz. Así, la tecnología habilitó no solo la inclusión y la diversidad, sino que además logró una eficiencia importante: gracias a ello pasaron de despachar de 20-30 pedidos diarios a enviar hasta 200 pedidos en un día por medio de su canal de e-commerce.