Tarjetas de Débito – Dinero en el banco

Financiera

Usar la tarjeta de débito significa “pagar en el momento”. Estas tarjetas están vinculadas a tu cuenta bancaria y funcionan igual que si pagaras en efectivo, es necesario tener el dinero depositado para cubrir tus compras.

“En el país estamos viendo que los guatemaltecos están cada vez más abiertos a usar otros sistemas de pago diferentes al efectivo, como pagos digitales y electrónicos, y están usando más el débito para realizar sus compras cotidianas ya sea en línea o en tiendas físicas”, dijo Carmen Sánchez Bolaños, Gerente General de Visa Guatemala. El débito es una gran herramienta financiera y es importante que sea usada con responsabilidad y conocimiento de sus virtudes”.

A continuación, algunos consejos sobre el uso del débito:

Maneja tu Cuenta Adecuadamente

Debes estar siempre al tanto del saldo que tienes en tu cuenta bancaria y del monto de fondos disponibles. No olvides considerar los pagos que hayas realizado y que aún no se han cobrado en tu cuenta.

Una forma eficiente para conocer tu saldo es el servicio de banca por Internet, que te permite manejar los registros de tus compras con la tarjeta de débito, cheques y pagos de cuentas al mismo tiempo. Así, podrás administrar todo lo que entra y sale de tu cuenta en un sólo lugar.

Al usar una tarjeta de débito no olvides:

Obtener siempre el recibo de compra

Llevar un registro de tus transacciones y verificar las transacciones en línea

Deducir cualquier monto pendiente

Revisar cuidadosamente tu estado de cuenta

Lleva el Control

El débito te da mayor seguridad al no tener que llevar dinero en efectivo para hacer tus pagos e igualmente te hace posible llevar un registro de tus gastos para mayor control.

Recuerda que el débito te permite únicamente gastar el dinero que tienes en tu cuenta.

Pon Atención a la Seguridad

Procura utilizar el cajero automático de día y en lugares concurridos. Presta atención tanto a la gente alrededor como a lo que estás haciendo.

Si con las prisas se te olvida la tarjeta o la pierdes, repórtala inmediatamente a tu institución bancaria para evitar que esto afecte tus finanzas.

No compartas información de tu tarjeta con desconocidos, no incluir información de la tarjeta en sitios web que no sean seguros, guarda tu tarjeta en un sitio seguro.

Asimismo, recuerda que la mayoría de las instituciones financieras ofrecen servicios de consulta gratuitos (telefónicos o vía Internet) para revisar los retiros, pagos, depósitos y transacciones realizadas con tu tarjeta.