Videojuegos el nuevo acceso para los cibercriminales

Gamers

La industria de los videojuegos viene en continuo crecimiento y cada vez es mayor el número de gamers en todo el mundo, y Latinoamérica ocupa el tercer puesto con 383 millones de usuarios, de acuerdo con la investigación de DFC Intelligence. Por estas razones es que los ciberdelincuentes han puesto su mirada en este sector para llevar a cabo ataques como se ha observado en los últimos años. ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, busca advertir sobre cuáles son los riesgos presentes y qué se puede hacer al respecto.

El mundo de los videojuegos puede ser el espacio ideal para salir de la rutina, disfrutar con amigos y entretenerse. Sobre todo, en estos tiempos de pandemia. La cantidad de nuevos jugadores ha aumentado al punto de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó los videojuegos como “actividad social recomendada” durante la cuarentena. Pero, así como los juegos son atractivos para los usuarios, los millones de dólares que representa su industria lo son para los cibercriminales.

Como todo usuario en línea, los gamers se ven expuestos a distintos riesgos. Si bien el objetivo dependerá de las intenciones de los atacantes, hay ciertos patrones que suelen repetirse. Poderosos recursos de hardware, datos personales, compras dentro del juego y el tiempo invertido por el usuario están entre los principales atractivos. Una encuesta destinada al público gamer, realizada por ESET el último año, reveló que 1 de cada 3 de ellos se infectó con malware al descargar los populares juegos Mods, Cheats o Cracks. A su vez, más del 54% de los encuestados pagaría para recuperar su cuenta.

Los video jugadores pueden ser víctimas de varios tipos de malware. Dependiendo del objetivo del actor malicioso detrás del programa maligno, el método o la herramienta pueden variar. Un mecanismo para interrumpir a los jugadores activos es atacarlos con ransomware (software malicioso que los cibercriminales utilizan para obligar a las personas a pagar un rescate). Como resultado, la víctima puede perder el acceso a sus datos e incurrir en pérdidas financieras al intentar recuperarlos, ya sea pagando el rescate o llevando la computadora a un especialista, quien podría recuperar los archivos si es que hay un descifrador disponible.

Otro de los ataques más frecuentes en el mundo de los jugadores son las campañas de ingeniería social (es la práctica de obtener información confidencial a través de la manipulación del usuario). Aprovechando nuevos lanzamientos de juegos o con falsas publicaciones sobre cómo obtener ventajas, los cibercriminales buscan engañar a los usuarios. En la mayoría de los casos buscan dinero, acceder a las cuentas de otros jugadores que potencialmente contengan información sensible sobre la persona, y usualmente incluyen datos de su tarjeta de crédito.

Para evitar ser víctima de este tipo de ataques que tienen a los videojuegos como blanco, ESET recomienda tener en cuenta los siguientes puntos:

Descargar las versiones oficiales de los juegos: Obtener los últimos títulos de forma gratuita puede ser tentador, pero conlleva un riesgo significativo. Los Torrets (archivo pequeño que contiene toda la información sobre otro contenido que queremos descargar), “versiones gratuitas” de juegos populares suelen llevar a archivos infectados.

Utilizar una solución de seguridad: Los dispositivos de juego deberían estar correctamente protegidos con una solución de seguridad confiable, capaz de detectar y bloquear ataques maliciosos, identificar enlaces sospechosos y eliminar malware que quiera ingresar al sistema en todo momento. Tampoco hay que preocuparse por retrasos o interrupciones durante el juego, ya que gran parte de las soluciones actuales incluyen un modo de juego para evitar estas molestias.

Mantener todo actualizado: Ya sea un smartphone, tablet o computadora de alta potencia, los gamers deberían tener sus dispositivos actualizados en todo momento. Esto aplica al sistema operativo, a los juegos en sí y todos los otros programas.

Aplicar contraseñas robustas y 2FA: Realizar ataques de fuerza bruta sobre las contraseñas es algo en lo que los atacantes se especializan. Por ello, utilizar contraseñas extensas y robustas puede hacer una gran diferencia. Los gestores de contraseña confiables también pueden ayudar a los gamers a protegerse mejor, ya que les permiten generar y almacenar de forma segura todas sus claves secretas en un único sitio. Los usuarios deberían además activar el doble factor de autenticación cada vez que sea posible, ya que esto bloqueará intentos de ingresos incluso si los atacantes logran adivinar la contraseña.

“Han sido varios los casos de ataques reportados en los últimos años, y está lejos de volverse una tendencia decreciente. Cuanto más populares sean los juegos y las plataformas, mayor será su uso como anzuelo para atraer potenciales víctimas. Por eso, es importante estar informados sobre los riesgos a los que se está expuesto para no ser víctima de ellos. A su vez, proteger los sistemas, mantenerlos actualizados y con soluciones de seguridad instaladas, permiten disfrutar de los videojuegos de manera segura.”, comenta Marielos Rosa, gerente de Operaciones de ESET Centroamérica.