Los 5 elementos persuasivos que te ayudarán a impactar en los negocios

Mujer

¡Impactar! Este es el principal propósito de mis clientes cuando estamos desarrollando su imagen personal. Sin embargo,  a pesar de tener claro su objetivo, algunos piensan que para impactar  es necesario únicamente cuidar la vestimenta; y aunque es un tema muy importante, no es el único, asegura Luigina Campos, imagóloga y conferencista.

La experta también comparte que el desarrollo de una marca personal conlleva muchos aspectos más: “La imagen es integral y por lo tanto, descuidar alguno de los aspectos que componen la imagen podría hacer que perdamos credibilidad”.

Para ampliar el tema Luigina brinda una guía de 5 elementos persuasivos que te ayudarán a impactar en los negocios y en todos los aspectos de tu vida:

Coherencia. Antes que nada debemos comprender que todos los estímulos que enviamos deberían impactar de la misma forma, es decir, si llegás a un lugar con ropa que genere impacto, las personas esperarán que también te comportés igual, que hablés de la misma manera y que tengás esa misma actitud, si uno de estos elementos no es congruente, no serás capaz de influenciar y generar esa imagen deseada y diferenciada.

Sonrisa. Necesitamos conectar, la mejor forma de vender una idea es a través de conexiones y de habilidades humanas. La sonrisa abre puertas y permite crear alianzas, es la forma más fácil de abrir espacios y crear sinergia. No cuesta nada y está al alcance de todos, pero en la sociedad actual muchos se olvidan de este recurso. ¿Cierto o no que la indumentaria no sirve de nada cuando se trata de alguien malencarado?

Postura. La postura puede mostrarnos ante los demás como personas seguras y eficientes. Además de aportar presencia y distinción, nos hace parecer presentes, interesados y confiables. Al contrario, el mal manejo de esta podría hacernos ver como personas desinteresadas, aburridas o hasta deprimidas. Sin duda un cliente querrá depositar la confianza en alguien que le inspire credibilidad y seguridad, y no todo lo contrario.

Correspondencia. Las manos son parte fundamental de la comunicación, ellas son responsables de más del 85% del impacto de nuestro mensaje. Podemos persuadir a través de ellas y lograr que el mensaje cale de forma más precisa y directa. Úsalas en sintonía con tus palabras. Al fin y al cabo, el lenguaje no verbal es más fuerte que lo que se dice.

Generá una imagen de abundancia. Los seres humanos nos vemos atraídos por el sentido de la abundancia, si generamos una imagen fresca y abundante, sin duda comunicaremos una imagen de impacto. La imagen visual ayuda a las personas a relacionar lo que se ve con otras áreas de la vida, así que si enviás estos mensajes, las personas asociarán tu imagen también con cualidades de éxito, asumiendo que tienes características de líder como la seguridad, la confianza, la empatía, entre otros.