Los retos de las mamás en el mundo laboral

Mujer

En el marco del Día de las Madres, la firma ManpowerGroup hace una reflexión sobre la importancia de incorporar a las mujeres en el mundo laboral y de los retos que ellas enfrentan, aunado a los retos que la nueva normalidad ha generado por la pandemia.

En los últimos 50 años la participación de las mujeres en el mercado laboral ha aumentado considerablemente, incorporándose unos 45 millones de mujeres a puestos de trabajo. Sin embargo, cerca del 60% de las mujeres trabaja en la economía informal, lo que las expone aún más a subempleos, que son mal remunerados y frágiles, aumentando el riesgo de caer en ciclos de pobreza.

Andrés Soto, gerente de ManpowerGroup Guatemala indicó “Las mujeres tienen muchos desafios para acceder a puestos de liderazgo o incluso a los empleos más flexibles y mejor remunerados, las barreras que encontramos frecuentemente son: el techo de cristal con sus estereotipos que de manera sistemática las excluyen; por otro lado, no suficientes mujeres acceden a las profesiones en crecimiento, en las carreras STEAM Ciencias, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, solo el 35% de los estudiantes matriculados son mujeres”.

Para el representante de la firma, el punto de inflexión más marcado está relacionado al “trabajo reproductivo”, esas labores dentro del hogar, cuidado de enfermos, cuidado y educación de la familia, que históricamente se han estado recargadas en las mujeres.

Hay muchas razones para impulsar y promover programas de equidad de género, mayor distribución de las cargas del hogar y un rol más activo de los padres en la crianza de los hijos, hemos podido ver prácticas positivas cómo:  políticas de lactancia, flexibilidad de horarios de trabajo, sistemas de cuidado infantil,permisos parentales y trabajo desde el hogar que son herramientas que facilitan la reincorporación de las mujeres madres al mercado laboral”, concluyé el directo de ManpowerGroup.

En el estudio de ManpowerGroup “Lo que las mujeres quieren en el trabajo”, se logró identificar que  las mujeres han asumido gran parte de las responsabilidades del cuidado del hogar de forma histórica, a esto se debe adicionar que con la pandemia, el trabajo se mudó al hogar.  Más de 1,500 millones de niños dejaron de asistir a la escuela en todo el mundo, así que muchas madres trabajadoras hacen malabares para manejar sus carreras a tiempo completo, mientras cuidan a sus hijos y enseñan desde casa.

El acceso a la información, la redistribución de las tareas del hogar, la incorporación a empleos bien remunerados y significativos, el acceso a la salud y formación académica de carreras en ingenierías, matemáticas, ciencias, arte y tecnologías son fundamentales para acelerar la reducción de la brecha y acelerar los cambios en pro de paises más equitativos y desarrollados.

Un esfuerzo colectivo que implique a gobiernos, inversionistas y empresas, asegurará un cambio permanente de beneficio para las mujeres trabajadoras.