Foro organizado por Grepalma plantea acciones y estrategias para el manejo del recurso hídrico

Noticias

La necesidad de unir esfuerzos para plantear la situación del agua en Guatemala, así como contar con una política pública que contenga un plan nacional y dejar de un lado la polarización fueron de las acciones principales que distintos expertos en el tema abordaron durante el Foro virtual, “Gestión de recursos hídricos: estrategias de país hacia el futuro” organizado por la Gremial de Palmicultores de Guatemala (GREPALMA) en el marco del día Mundial del Agua.

Esta actividad contó con la participación de Fredy Chiroy, Viceministro de Ambiente y Recursos Naturales del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, Elisa Colom, especialistas en políticas públicas y legislación de recursos hídricos, Daniel García, Gerente Ambiental de Cámara de Industria de Guatemala, Gustavo Alejandro Chacón, Gerente de proyectos especiales de sostenibilidad de Grupo HAME y Sonia Solís, Oficial del programa de Agua Dulce, Fondo Mundial para la Naturaleza.

El presidente de la gremial de palmicultores de Guatemala, José Santiago Molina, puntualizó en el llamado de Naciones Unidas a “concientizar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarlas de manera que se alcance el Objetivo de Desarrollo Sostenible número seis, referente al Agua y saneamiento vital para el año 2030. En referencia al Día Mundial del Agua conmemorado el pasado 22 de marzo”.

Según datos del informe “Planeta vivo” realizado por el programa de Agua Dulce, del Fondo Mundial para la Naturaleza de WWF, de 1970 al 2020 se han perdido el 68% de las especies en el mundo y de ellas el 84% extintas están vinculadas al agua dulce, así también el 90% de los humedales han desaparecido, lo que para esta institución “es una señal de alarma para tener una acelerada intervención y unir esfuerzos” como indicó Sonia Solis, del Fondo Mundial para la Naturaleza.

La especialista señaló que existe disponibilidad del agua, que cuenta con una proyección de alrededor de 110 mil metros cúbicos a nivel mundial, sin embargo, asegura que “es necesario trabajar en conjunto y de una forma transversal para el recurso hídrico”. Indicó que es factible y demostrable por diversas experiencias que, la industria y la agroindustria pueden adoptar modelos sostenibles para el aprovechamiento responsable del agua y manejo sostenible de cuencas.

A nivel de gobierno Fredy Chiroy, Viceministro de Ambiente, presentó el marco legal que existe actualmente en el país y que establece principios para el uso, aprovechamiento y disposición responsable de recursos hídricos. Dio a conocer que el MARN ha avanzado en la creación del Viceministerio del Agua, conforme al Acuerdo Gubernativo 18-2021 “esto con el fin de fortalecer el tema de desechos sólidos, conservación de cuencas y manejo hídrico” explicó el funcionario.

A esto, Elisa Colom, especialistas en políticas públicas y legislación de recursos hídricos, agregó que “El agua es un recurso útil para la economía y un elemento fundamental para el ambiente, por lo cual se hace urgente tener una política pública considerando las realidades de cada territorio y las necesidades de todos los que lo conforman; puntualizó que se requiere de un cambio de actitud en los actores políticos, las instituciones públicas y la sociedad para atender el tema del agua”.

Al respecto, es importante destacar que el gremio palmicultor, a través de la Gremial de Palmicultores de Guatemala cuenta con políticas del sector, adoptando compromisos en su “Política Ambiental y de Cambio Climático” la cual establece como primer eje estratégico el “Manejo del agua en las plantaciones y plantas de beneficio”.

Gustavo Alejandro Chacón, Gerente de proyectos especiales de sostenibilidad de Grupo HAME, indicó que “debe tenerse una visión a largo plazo; las empresas pueden ir adoptando tecnologías más precisas para disminuir la presión sobre el uso del recurso natural, así como promover el diálogo con sociedad civil que ha tenido buenos resultados en las mesas de cuenca en las que particularmente ha participado”.

En la actualidad, el 80% de las plantaciones de palma de aceite, dependen de agua de lluvia; el 20% restante utiliza sistemas de riego eficiente, haciendo uso responsable del recurso hídrico. Otra práctica puntualizada por parte del sector productor de palma de aceite, es la reutilización de las aguas resultantes del proceso industrial de extracción de aceite de palma para fertiriego, proveyendo nutrientes a las plantaciones de palma de aceite.