Una nueva encuesta internacional de Philip Morris International revela que los ciudadanos apoyan los enfoques innovadores para reducir las tasas de fumadores

Noticias

Una nueva encuesta internacional encargada por Philip Morris International Inc. (PMI) (NYSE: PM) y llevada a cabo por la firma de investigación independiente Povaddo, revela el interés del público por un mejor enfoque para reducir el daño social causado por los cigarrillos. Siete de cada diez encuestados (71%) creen que animar a los adultos que de otro modo seguirían fumando a cambiarse a alternativas libres de humo puede complementar otros esfuerzos para reducir el daño.

La encuesta, realizada en diciembre de 2020 entre más de 22.500 adultos de 20 países y territorios, explora las actitudes relativas al papel de las alternativas libres de humo en la mejora de la salud pública. Los resultados revelan un amplio apoyo a los nuevos enfoques para acelerar el descenso del consumo de cigarrillos. En concreto, la encuesta reveló que:

El 73% de los adultos está de acuerdo en que los gobiernos deberían considerar el papel que pueden desempeñar los productos alternativos para conseguir que su país esté libre de humo.

El 77% está de acuerdo en que los fumadores adultos deberían tener acceso a información precisa sobre las alternativas libres de humo que han sido científicamente probadas como una mejor opción que seguir fumando.

El 67% de los encuestados afirma que si es posible acabar con la venta de cigarrillos en su país en un plazo de 10 a 15 años (mediante el abandono del tabaco por parte de los fumadores o el cambio a alternativas mejores y con base científica), su gobierno debería dedicar tiempo y recursos para hacerlo realidad.

La reducción de las tasas de fumadores sigue siendo una cuestión de salud pública importante, y tres de cada cuatro encuestados (76%) creen que es importante que los gobiernos dediquen tiempo y recursos a lograr este objetivo. Sin embargo, la mayoría (58%) cree que una mayor regulación e impuestos sobre los cigarrillos no será suficiente para lograr un futuro libre de humo.

“Los productos libres de humo ya han empezado a desempeñar un papel importante en la reducción de las tasas de fumadores”, dijo Jacek Olczak, Director de Operaciones de PMI. “Con el estímulo regulatorio adecuado, el apoyo de la sociedad civil y la plena aceptación de la ciencia, creo que es posible que se responda al llamado del público y que la venta de cigarrillos sea una cosa del pasado en muchos países dentro de una década o década y media”.

La mayoría de los adultos encuestados quiere ver un cambio en el enfoque social de la reducción del daño del tabaco, lo que incluye una mayor colaboración entre los gobiernos y las compañías tabacaleras. Además, casi siete de cada diez encuestados (68%) apoyan que las compañías tabacaleras colaboren con los gobiernos, los organismos reguladores y los expertos en salud pública para garantizar que los fumadores tengan acceso a información precisa sobre las mejores alternativas libres de humo que la ciencia ha puesto a su disposición. Además, ocho de cada diez encuestados creen que tanto los gobiernos (88%) como las compañías (81%) tienen la responsabilidad de adoptar los últimos avances científicos y tecnológicos.