Día Mundial del Riñón, una efeméride instaurada por la Sociedad Internacional de Nefrología

Salud

El Comité Directivo del Día Mundial del Riñón ha declarado este año bajo el lema “Salud renal para todos en todas partes: vivir bien con la enfermedad renal”. Su objetivo principal es aumentar la educación y la conciencia sobre el manejo correcto de los síntomas, el empoderamiento y bienestar del paciente, con la meta final de fomentar la participación en la vida.

La enfermedad renal crónica (ERC) es una patología que se asocia a la diabetes y enfermedades cardiovasculares principalmente. Es la destrucción progresiva de unidades funcionales del riñón, hasta perder la capacidad de filtrar sustancias tóxicas.

La ERC no tiene síntomas hasta que los riñones están muy dañados y si el daño es muy severo, estos pueden dejar de trabajar. Con una correcta educación alimentaria y seguimiento médico, el paciente puede llevar una vida completamente normal.

Cuando una persona es diagnosticada con enfermedad renal resulta ser un gran desafío, tanto para el paciente como para las personas que lo rodean. El diagnóstico y manejo del mismo  durante las etapas avanzadas de la enfermedad renal, impacta de manera drástica en sus vidas, ya que reduce su capacidad, la de sus familiares y amigos para participar en actividades cotidianas como el trabajo, viajar y socializar.

Desafío

De acuerdo con el Comité Directivo del Día Mundial del Riñón, más de 2 millones de personas en todo el mundo reciben tratamiento con diálisis o trasplante de riñón y muchos más necesitan tratamiento, pero no lo reciben. Guatemala es uno de los países con mayor incidencia y prevalencia de Enfermedad Renal Crónica de América Latina que afecta tanto a hombres, mujeres y niños.

Departamentos con mayor incidencia: Santa Rosa, Guatemala, Escuintla, Jutiapa, Sacatepéquez, Suchitepéquez, Retalhuleu, El Progreso, Jalapa y Quetzaltenango.

La prevalencia registrada en el año 2019 era de 9,245 pacientes a nivel nacional.

A través de las unidades de Corporación Integral de Diálisis –CID–, ubicadas de forma estratégica en distintos departamentos del país donde hay mayor incidencia de enfermedad renal, Nipro atiende a más de 4000 pacientes con enfermedad renal crónica -lo que implica unos 624 mil procedimientos de hemodiálisis al año-, cuidando también de su bienestar integral.

Para estos pacientes, vivir con insuficiencia renal resulta un desafío. Esta enfermedad causa distintos efectos secundarios, como fatiga, dolor, depresión, deterioro cognitivo, problemas gastrointestinales y dificultad para dormir. Se debe resaltar que las medidas eficaces para prevenir la enfermedad renal y su progresión son importantes. Los pacientes con enfermedad renal, incluidos los que dependen de la diálisis y el trasplante, y sus cuidadores también deben sentirse respaldados, especialmente durante las pandemias y otros períodos difíciles.

¿Cómo puede ayudar a sus riñones?

Existen actividades que definitivamente, son de gran ayuda para los riñones. Las personas pueden evitar un daño irreparable siguiendo estas 8 reglas de oro:

Mantenerse en forma y activo.

Llevar un control regular de los niveles de glucosa en la sangre.

Monitorear la presión arterial.

Comer saludable y mantener el peso bajo control.

Tener una ingesta de líquidos saludables.

No fumar.

No automedicarse.

Chequear la función renal si se tiene uno o más factores de alto riesgo.

Las personas que viven con enfermedad renal quieren vivir bien, poder mantener su rol, su funcionamiento social y al mismo tiempo, tener una apariencia normal y una sensación de control sobre su salud y bienestar. Para que los pacientes tengan una actitud más positiva, estén más comprometidos y apegados a su tratamiento y, por lo tanto, mejoren los resultados clínicos, deben sentir que sus síntomas se manejan de manera efectiva y estar intrínsecamente motivados para convertirse en participantes activos en su tratamiento.

Este año, Nipro se une a los esfuerzos alrededor del mundo para hacer conciencia en el Día Mundial del Riñón, comprometidos cada vez más con la salud renal de los guatemaltecos.