Conducir moto bajo la lluvia: ASIM presenta consejos para mejorar la seguridad

Motocicleta Seguridad

La lluvia es sin duda uno de los peores enemigos para los conductores, tanto para quienes conducen un automóvil, pero sobre todo para quienes se desplazan en motocicleta. La pérdida de adherencia de los neumáticos, problemas de visión y equilibrio, son algunos de los riesgos a los que se enfrentan los motoristas al conducir bajo la lluvia o sobre el asfalto mojado, riesgos que los dejan expuestos a percances o accidentes.

Con la llegada del invierno a Guatemala, miles de motociclistas se han visto afectados por las fuertes lluvias que se han presenciado en las últimas semanas y que continuarán a lo largo de la temporada. Muchos usuarios de motos optan por  refugiarse, a veces en lugares poco comunes y no tan seguros como debajo de puentes, mientras otros, por diferentes motivos, deciden continuar con sus jornadas y conducir bajo la lluvia hasta llegar a su destino.

La Asociación de Importadores de Motocicletas de Guatemala (ASIM), conscientes de esta situación, comparte con los motoristas algunos consejos prácticos que les permitan reforzar su seguridad.

Tips para conducir una moto bajo la lluvia

Si empieza a llover, el plan ideal es detenerse para buscar un refugio seguro mientras pasa la tormenta. Sin embargo, si no hay otra opción más que continuar con el viaje, estos consejos son de vital importancia para el desplazamiento de cualquier motorista:

Llantas y luces: La piedra angular de la seguridad de una moto (principalmente cuando el pavimento está mojado) son las llantas. Antes de cada viaje, y especialmente durante el invierno, asegúrate que las llantas de tu motocicleta estén en buen estado. También comprueba el estado de tus luces, ya que estas te permitirán ser visible bajo la lluvia.

Ropa adecuada: Es imprescindible contar con ropa adecuada para conducir una moto durante el invierno. Chaqueta, pantalones impermeables, casco, botas y guantes son parte de la indumentaria, principalmente elementos reflectantes que te permitan ser visible para otros conductores bajo la lluvia.

No al miedo: Recuerda mantener siempre la calma. Conducir bajo la lluvia puede ser estresante, pero es importante que conduzcas con confianza. No tensiones el cuerpo, sobre todo el tronco y los brazos.

Evadir los charcos de agua: Bajo la lluvia, y sobre todo de noche, es muy difícil saber la profundidad de un charco de agua. Modera la velocidad, conduce con precaución y presta atención a todos los elementos de la vía.

Aceite en la calle: Muchas veces al llover, los aceites que dejan los vehículos en el asfalto se sueltan, lo que provoca que el pavimento esté ligoso. Debes estar atento al brillo que suele verse a la distancia y evitar las líneas de señalización, ya que suelen tornarse resbaladizas.

Moderar la velocidad: Este factor es fundamental, especialmente en época de lluvia. Es importante que tengas en cuenta que la capacidad de los frenos de tu moto no es la misma sobre asfalto mojado. Recuerda aumentar la distancia de seguridad con otros vehículos para tener un mayor tiempo de reacción en caso de una emergencia.

Casco con visor transparente: La lluvia puede causar problemas de visibilidad en el visor, principalmente cuando este es oscuro. Durante el invierno la mejor opción es utilizar un casco con visor transparente. Recuerda evitar conducir con la visera empañada.