El sistema operativo móvil tiene su momento Gutenberg

Tecnología

Hace más de un año que Huawei anunció su estrategia «1+8+N» para una vida de IA perfecta, en la que el 1 se refiere al smartphone del usuario, el 8 se refiere a 8 dispositivos inteligentes clave de Huawei (incluidos relojes inteligentes, tabletas y bocinas), y la N se refiere a una gran variedad de dispositivos domésticos inteligentes de terceros fabricantes. HarmonyOS prometía ser el sistema que uniría todos estos dispositivos, pero hasta ahora no era posible ejecutarlo en un smartphone. El «1» crucial en la fórmula «1+8+N» aún no estaba listo. Sin embargo, con un importante anuncio de HarmonyOS 2.0 previsto para este año, eso está a punto de cambiar.

A finales de 2020, se presentó oficialmente la beta para desarrolladores, ésta fue la primera versión que pudo ejecutarse en smartphones. El lanzamiento de la beta fue una señal para que los desarrolladores se prepararan para cuando Huawei desplegara el nuevo sistema operativo (SO) en cientos de millones de teléfonos Huawei.

Aunque el promedio de los usuarios sigue esperando HarmonyOS para los smartphones, muchos ya han experimentado el nuevo sistema operativo en productos electrodomésticos como los hornos de Midea y las máquinas Jiuyang, ambos lanzados el pasado mes de noviembre, durante el Festival de Compras del Doble 11. Además, la función de colaboración multipantalla de los últimos teléfonos EMUI de Huawei ha permitido a los usuarios probar el tipo de tecnología distribuida que florecerá con la versión 2.0.

La tecnología distribuida es un tema lleno de detalles técnicos sobre los protocolos y la arquitectura de la red, así que, en lugar de profundizar en estos aspectos, podemos explicártelo con una analogía. Piensa en los sistemas operativos móviles como iOS y Android como si fueran la imprenta de madera.

Hemos crecido en un mundo de dispositivos que funcionan como la imprenta de madera. Para interactuar con tu teléfono, utilizas la pantalla táctil del mismo. Para interactuar con la laptop, utilizas el teclado de la laptop. HarmonyOS es el primero de una nueva generación de sistemas operativos que funcionan más bien como la imprenta de Gutenberg. Puedes mezclar y combinar las capacidades de los dispositivos de tu casa, utilizando el teclado de la laptop para editar los archivos almacenados en el teléfono, o utilizar la pantalla del televisor para jugar desde tu celular, con el propio teléfono como mando.

En otras palabras, las capacidades de hardware de diferentes dispositivos pueden fusionarse para formar un super dispositivo, y como es de código abierto, la única limitante a un sinfín de posibilidades es la imaginación del gran número de desarrolladores que decidan contribuir.

  • El 10 de septiembre de 2020, el código fuente de HarmonyOS 1.0 se abrió a los desarrolladores. En ese momento, ya podía ser compatible con dispositivos con una capacidad de memoria RAM de entre 128 KB y 128 MB, como las televisiones Huawei Vision, los dispositivos wearables y las unidades principales para automóviles.
  • En diciembre de 2020, la versión beta de HarmonyOS 2.0 se puso a disposición de los desarrolladores, acompañada de entornos de desarrollo, herramientas, simuladores y documentos de desarrollo.
  • A finales de este año estará disponible el código fuente de la versión beta de HarmonyOS 2.0 para dispositivos con una memoria RAM de 128 MB a 4 GB. Esta versión está destinada a dispositivos como tabletas y teléfonos con poca memoria. La versión comercial se lanzará en una fecha no especificada.
  • HarmonyOS para dispositivos con más de 4 GB de memoria estará disponible en octubre de 2021, como muy pronto.

En la actualidad, el número de dispositivos IoT que ejecutan HarmonyOS está aumentando, y los desarrolladores están elaborando aplicaciones basadas en la versión beta para teléfonos. Tenemos razones para creer que los teléfonos móviles Huawei podrán actualizarse este año. ¿Qué podemos esperar entonces?

¿Cómo colaboran los teléfonos basados en HarmonyOS con otros dispositivos?

Como hemos visto antes, diferentes dispositivos pueden compartir capacidades de hardware entre sí. Las viejas limitaciones que antes frenaban a los desarrolladores ya no son vigentes. Esto deja un enorme espacio para la creatividad.

Huawei ha compartido una demostración de la aplicación HarmonyOS que muestra cómo las transmisiones en vivo pueden hacerse al utilizar teléfonos para cambiar fácilmente entre diferentes cámaras durante una transmisión. Muchos vendedores en línea ya permiten que los consumidores se prueben el maquillaje o la ropa utilizando realidad aumentada. Cuando una aplicación de teléfono puede hacer uso de una pantalla más grande, como la de la televisión del usuario, esta experiencia de realidad aumentada puede ser mucho mejor.

Crear un sistema operativo no es fácil, y crear un ecosistema es aún más difícil, pero HarmonyOS ha proporcionado a los desarrolladores y fabricantes de dispositivos el terreno en el que pueden sembrar sus propias semillas. Cuando el Internet de Todo florezca, traerá productos y experiencias que antes eran inimaginables.